Siguiendo las huellas de los modernos conceptos de la glotodidáctica, la Ibla!*Italian-Language-School basa su filosofía sobre la enseñanza, orientando su objetivo hacia la comunicación con el propósito de desarrollar las cuatro habilidades fundamentales: escuchar, leer, producir en forma escrita y oral. Un criterio inductivo que, comenzando por un material didáctico autentico (artículos de periódicos, fragmentos literarios, publicidad, fragmentos radiofónicos, películas ficción, tv etc) logramos que se descubra (y que se reflexione sobre) la estructura y el funcionamiento del idioma.

Pero lo que caracteriza aún más que la teoría y la metodología en la bla!*Italian-Language-School , es el contacto y la relación que se instaura entre el estudiante y el profesor que aplica la diversión a su enseñanza logrando divertir al estudiante. La diversión y el placer se encuentran a la base de nuestra filosofía didáctica, puesto que consideramos que un estudiante aburrido aprende con más dificultad y porque el profesor que no se divierte no logra ser eficaz y productivo.

Las horas en grupo prevén momentos de análisis donde se estudian y analizan los aspectos y los mecanismos de la lengua y momentos en que se dedican a actividades y juegos de comunicación para que el estudiante pueda expresarse libremente experimentando el nuevo idioma.

Excluimos una “lengua-puente” diferente del italiano justamente porque queremos que el estudiante se sumerja en un contexto de habla italiana completa.

Nuestra misión es la de aumentar los conocimientos básicos del estudiante al momento en que éste comienza el curso, concientes de que el tiempo para el aprendizaje es diferente entre un estudiante y otro, y por lo tanto, numerosos factores, internos u externos concurren en el aprendizaje de un idioma extranjero.